NACIONALESSEGURIDAD

Policía Nacional Civil usa más de 500 vehículos incautados a grupos terroristas

Las pandillas adquirieron los automotores con el dinero de la extorsión y la venta de drogas a escala nacional.

El combate frontal a las pandillas cumplió ocho meses y en ese período las autoridades han decomisado a las pandillas alrededor de 2,358 vehículos, que usaban para delinquir contra la población honrada.

Del total de los automotores decomisados, entre los que hay autos, motos, microbuses y pick-ups, más de 500 los emplean ahora diferentes unidades de la Policía Nacional Civil (PNC) para combatir a las estructuras terroristas.

Entre los vehículos confiscados hay autobuses, microbuses, pick-up, sedanes y motocicletas. La mayoría de estos los adquirieron con el dinero de la extorsión o del narcomenudeo y los usaron para alquilarlos con el fin de recolectar más dinero y expandir las zonas de control. Sin embargo, desde que el Gobierno del presidente Nayib Bukele comenzó la guerra a las maras, el 27 de marzo, ya no amedrentan más a la población y sus medios de transporte se usan para combatirlos.

Una de las últimas entregas de automotores a la PNC se llevó a cabo en septiembre de este año, cuando más de 100 vehículos decomisados a las pandillas, bajo la ley del régimen de excepción, se entregaron a las distintas unidades de la Policía y ocho unidades de la Academia Nacional de Seguridad Pública (ANSP).

La primera entrega se hizo en marzo, cuando Seguridad les asignó 29 automóviles. El ministro de Seguridad, Gustavo Villatoro, mencionó en esa ocasión que el Consejo Nacional de Administración de Bienes (Conab) facilitó los vehículos, que están valuados en $256,000.

En mayo, otra flota de 129 auto[1]móviles se cedió a la Policía, estos se destinaron al fortalecimiento de las autoridades de investigaciones criminales.

Los vehículos incautados en diferentes procedimientos policiales y militares los administró el Conab, mientras eran transferidos a las instituciones del Estado.

En este período, los cuerpos de seguridad también han incautado 1,932 armas de fuego de diferentes calibres, 14,700 celulares y $1.4 millones en efectivo de la extorsión y la venta de drogas, de acuerdo con las autoridades del Gabinete de Seguridad. El presidente Bukele aseguró que la guerra a las maras terminará hasta capturar a todos los terroristas.

LEA TAMBIÉN: El insomnio

PRIMERA PUBLICACIÓN

LPT Redacción

Periódico Digital de El Salvador con información al instante, objetiva y veraz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba