NACIONALESPORTADA

Plan de seguridad erradicó la extorsión a buseros y el «aguinaldo» exigido por maras

Transportistas reconocen que los planes de seguridad implementados por el actual Gobierno han sido efectivos y que van orientados a erradicar las extorsiones, así como ha ocurrido con los asesinatos de buseros, microbuseros, cobradores, despachadores de ruta y otros atentados contra el sector.

La estrategia de seguridad implementada por el gobierno del presidente Nayib Bukele ha logrado lo que en 30 años no consiguieron los fracasados planes gubernamentales de los partidos ARENA y FMLN: acabar con el asedio de las pandillas a los empresarios del transporte público de pasajeros.

Por décadas, los propietarios de buses y microbuses se vieron obligados a entregarles a las pandillas por año entre $12 millones y $34 millones en concepto de extorsión (ver gráfico); adicional a ello, los transportistas debían entregarles a las maras grandes cantidades de dinero por «aguinaldo navideño» al cierre de cada año.

La negativa de los empresarios de no cancelar montos millonarios a los pandilleros se tradujo en el asesinato de motoristas, cobradores, despachadores de línea y empresarios. También conllevó a la quema unidades y hasta generar afectaciones colaterales en perjuicio de miles de usuarios, incluso siendo víctimas circunstanciales en ataques armados provocados por las pandillas.

A eso se suma la delincuencia común como el raterismo. Exigían «en nombre de grupos terroristas» dinero a conductores de las unidades o simplemente las abordaban para despojar a los pasajeros de sus pertenencias. Ese era el pan de cada día al que estaban expuestos miles de salvadoreños.

Lea También: Presidente de la Asamblea desmiente a medio opositor sobre el pago de escalafones

PRIMERA PUBLICACIÓN

LPT Redacción

Periódico Digital de El Salvador con información al instante, objetiva y veraz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba