POLÍTICAPORTADA

Milagro Navas exige FODES, pero reconoce que están gastando fondos en campaña electoral

En conferencia de prensa Milagro Navas aseguró que “no quisieron dar el Fodes por un temor político, si lo entregaban el dinero a las alcaldías sabían que podían perder (en referencia a las elecciones).

La alcaldesa arenera de Antiguo Cuscatlán, Milagro Navas, sigue señalando que el Gobierno no ha pagado el Fondo para el Desarrollo Económico y Social de las Municipalidades (FODES), cuando la actual administración ha reiterado que los recursos serán entregados cuando haya fondos suficientes para hacerlo, pues debido a la pandemia del Covid-19, el Gobierno ha priorizado los gastos en función de salvaguardar la vida de los salvadoreños.

En conferencia de prensa Milagro Navas aseguró que “no quisieron dar el Fodes por un temor político, si lo entregaban el dinero a las alcaldías sabían que podían perder (en referencia a las elecciones). Están desprestigiando a los alcaldes para que no voten por ellos, pero la población sabe quién trabaja y quién no», aseveró.

Te puede interesar: CORSATUR demanda a alcalde de ARENA por usar marca Surf City en su campaña electoral

La población conoce la trayectoria de Navas y los señalamientos de corrupción que han manchado sus 30 años de gobernanza municipal. La alcaldesa fue condenada, junto a miembros de la Corporación de Municipalidades de El Salvador (Comures) por la Corte de Cuentas de la República por no justificar más de $1 millón provenientes de fondos públicos.

Además, entre 2015 y 2018, Navas aumentó su patrimonio en más de $300 mil y en cada reelección es una de las primeras en subirse el salario.

Navas, dice que «es una lástima que digan que el FODES es para las elecciones, no es cierto, porque sin ese dinero estamos haciendo campaña», con lo que confirma que las alcaldías cuentan con los fondos para hacer obras, pero han preferido gastarlos la campaña electoral, que les garantice un período más en las municipalidades que les ha dado el nivel de vida que se niegan a abandonar.

Ahora, nuevamente aspira a seguir en la silla edilicia, a pesar de que representa a un partido desgastado y que, según las recientes encuestas electorales, es tildado por la población como uno de los más corruptos, que genera sentimientos de “rechazo y odio” entre los salvadoreños por los casos de apropiación de fondos del Estado por los miembros (y exfuncionarios) del partido Arena.

Botón volver arriba