POLÍTICAPORTADA

Mercadito Penitenciario se realiza nuevamente para mostrar la creatividad de los privados de libertad

El Mercadito Penitenciario es una actividad organizada por la Dirección de Centros Penales, en diferentes puntos del país, y se brinda a la sociedad, productos fabricados y cultivados por reclusos.

El Gobierno de El Salvado confirma, una vez más, su política de reinserción y segundas oportunidades a través del Mercadito Penitenciario.

Este domingo, se desarrolla el segundo Mercadito Penitenciario, organizado por la Dirección de Centros Penales, en las instalaciones del Tabernáculo Bíblico Bautista Amigos de Israel Central, colonia Escalón.

El Mercadito Penitenciario es una actividad organizada por la Dirección de Centros Penales, en diferentes puntos del país, y se brinda a la sociedad, productos fabricados y cultivados por reclusos.

Los reos de la Granja Penitenciaria de Izalco y Granja Penitenciaria de Santa Ana ofrecen comida, artesanías y otros productos como parte de su proceso de reinserción a la sociedad, en el marco del Plan Cero Ocio.

ADEMÁS: La diáspora propone voto electrónico para elecciones 2024

Platillos gourmet y tradicionales como las pupusas y panadería son muestra del talento que, los reos desarrollan en los centros penales, gracias a la visión de reinserción del Gobierno de El Salvador.

Durante esta actividad se realizan ventas de artesanías y pinturas hechas por los reclusos.

Feligreses de dicha iglesia han mostrado su aceptación a la compra de los productos elaborados por los reos, gracias a la visión de reinserción del Gobierno de El Salvador, a través de Centros Penales.

Redacción LPT

Periódico Digital de El Salvador con información al instante, objetiva y veraz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba

Parece que está utilizando un bloqueador de anuncios

Pero sin ingresos por publicidad, no podemos seguir haciendo que este sitio sea increíble, desactiva tu bloqueador para disfrutar de todo nuestro contenido.