OPINIÓN

Los dinosaurios políticos se están extinguiendo

Por: Rafael Granados

La política está cambiando, la forma de hacer política ahora es diferente, los mismos políticos ahora son diferentes; visten diferente, hablan diferente, actúan diferente y hacen cosas muy diferentes a lo que hicieron sus antecesores, lo cual es muy positivo para los pueblos, para toda la sociedad que siempre ha esperado que se implementen políticas públicas que favorezcan al desarrollo y bienestar de las grandes mayorías, especialmente para los más desprotegidos.

Que bueno es saber que con todos estos cambios los dinosaurios políticos se están extinguiendo, y están dando paso a una nueva generación de funcionarios que cansados y decepcionados de la forma en la que se venía haciendo política, decidieron salir de su zona de confort, y asumir el reto de dignificar la política y ponerla al servicio de los pueblos, como tuvo que ser siempre.

Los dinosaurios políticos se están extinguiendo y con ellos, las malas mañas, los abusos de poder, la corrupción, la impunidad judicial, entre otras cosas que llevaron a toda la población a odiar la política y verla únicamente como sinónimo de corrupción, cuando tuvo que ser el medio libertador de los pueblos y el canal de desarrollo para los más necesitados.

En El Salvador, los dinosaurios políticos se están extinguiendo cada día más, desde el 3 de febrero del 2019 cuando el candidato y exalcalde de San Salvador, Nayib Bukele, resultó ganador de los comicios presidenciales, los partidos ARENA, FMLN, PDC y PCN, sufrieron uno de sus mayores golpes y derrota electoral.

Fue un golpe fuerte para esos partidos, principalmente para ARENA y FMLN, pues estaban acostumbrados a repartirse el poder y las instituciones públicas para ponerlas al servicio de su militancia, de sus familiares y por supuesto de sus financistas, quienes exigían sus ¨GANANCIAS¨ tras brindar dinero para las campañas políticas que los mantenía en el poder.

Esos dinosaurios políticos, esos que utilizaron la pobreza y el dolor de los salvadoreños únicamente como estrategia para elaborar sus discursos, por fin se están extinguiendo.

El pasado 28 de febrero de 2021, los salvadoreños decidieron darles el tiro de gracia, convirtiendo a ARENA y FMLN en partidos insignificantes, con poca o nada relevancia en el mapa político del país.

Hay pocos, unos cuántos, que se resisten a morir, que andan por las calles, utilizando su diminuta cuota de poder para organizar protestas y marchas contra el actual Gobierno, mismas que no han prosperado, porque el salvadoreño es inteligente y si los sacó del poder, no permitirá que vuelvan nuevamente. Esos también se van a extinguir, solo es cuestión de tiempo.

Redacción LPT

Periódico Digital de El Salvador con información al instante, objetiva y veraz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba

Parece que está utilizando un bloqueador de anuncios

Pero sin ingresos por publicidad, no podemos seguir haciendo que este sitio sea increíble, desactiva tu bloqueador para disfrutar de todo nuestro contenido.