DEPORTESMUNICIPIOSPORTADAZACATECOLUCA

«Las finales no se juegan, las finales se ganan»: Albert Fay Dessent a los jugadores del Platense

"Las finales se ganan más con el corazón, que con la cabeza. Exhorto a los actuales jugadores a que dejen todo en el campo, estas oportunidades no se dejan pasar", fue el consejo del mítico jugador del glorioso Platense del 74.

47 años han pasado desde que, Albert Fay Dessen, se convirtió en campeón del fútbol salvadoreño, en aquella época con el modesto Platense, modesto porque los grandes como Águila, Alianza y Fas, si bien han sido campeones nacionales; nunca ganaron un torneo tan importante como el de la Fraternidad Centroaméricana, que sí logró, el glorioso Platense de esa época.

Para el mítico arquero uruguayo, fue su más grande triunfo en El Salvador, si bien jugó, en los grandes de siempre como el Alianza y Águila, fue en el aguerrido Platense como él le llama que no solo alzó la copa del triunfo nacional, sino también a nivel centroaméricano.

Albert Fay Dessen menciona que está fotografía es de los primeros partidos contra Alianza y Águila – Fotografías del álbum personal de Albert Fay Dessen

Albert Fay Dessen, se paseó por todas las canchas centroaméricanas con el Club Deportivo Platense, ganándole al Comunicaciones y Aurora de Guatemala, al Alajuelense y Deportivo Saprissa de Costa Rica; y a todos los grandes de Centro América para resultar campeón del Torneo de la Fraternidad, siendo en aquella época, el torneo de fútbol más importante a nivel de la región, ese logro Dessen, lo tiene nítido en su memoria, cuando LaPazTimes.com habló con él para esta entrevista, lo dijo con mucho orgullo.

47 años después de ese acontecimiento, Albert Fay Dessen, de cara al partido del próximo domingo donde el Platense, ahora tiene la doble oportunidad de resultar campeón, les dice a los jugadores una sentencia que solo viene de la experiencia y el que sabe del triunfo honesto en la cancha.

«Tienen que estar concentrados en este último partido, no hay que estar especulando, ¡Ah! como tenemos otro chance más. Siento que las finales se ganan con el corazón y no con la cabeza», dijo.

Fotografía tomada en Guatemala, específicamente, en el Torneo Fraternidad a principios de enero de 1975 – Fotografías del álbum personal de Albert Fay Dessen

Te puede interesar: Platense más cerca que nunca de volver a la liga mayor

Botón volver arriba