POLÍTICAPORTADA

Gobierno de El Salvador da atención y apoyo a familia de Victoria Salazar, cuyo cuerpo llegó hoy al país

El asesinato de Victoria, de 36 años, ocurrió el pasado sábado 27 de marzo, cuando cuatro policías de Tulum la detuvieron con un uso excesivo de la fuerza hasta romperle la columna vertebral, lo cual le provocó la muerte.

Luego de que esta mañana llegara al país el cuerpo de Victoria Salazar, asesinada por policías municipales en Tulum, estado de Quintana Roo, México, el Gobierno del Presidente Nayib Bukele reitera el compromiso con la familia de la víctima de dar todo el apoyo para que sus hijas puedan continuar desarrollándose en El Salvador, además de gestionar el respaldo para que se desarrollen con normalidad las exequias fúnebres del caso.

Desde que se conoció el hecho, el Presidente Bukele ofreció todo el apoyo de las instituciones del Gobierno de El Salvador, incluyendo la manutención y estudios de sus dos hijas (menores de edad, de 16 y 15 años), que regresaron al país junto con la madre de Victoria, Rosibel Salazar.

En todo el proceso de repatriación, además de las instituciones locales, se ha dado el respaldo de la red consular salvadoreña en México, coordinado con autoridades de este país para que la repatriación del cuerpo de Victoria se realizara conforme a la ley y los procedimientos de ambas naciones.

El caso, que ha sido tipificado como un feminicidio, ha cobrado relevancia internacional y, por parte del Gobierno del Presidente Bukele sigue vigente la exigencia de justicia y el respectivo acompañamiento para estar del lado de la víctima y sus familiares.

El asesinato de Victoria, de 36 años, ocurrió el pasado sábado 27 de marzo, cuando cuatro policías de Tulum la detuvieron con un uso excesivo de la fuerza hasta romperle la columna vertebral, lo cual le provocó la muerte. Estos agentes ya están siendo procesados por las autoridades mexicanas.

Te puede interesar: Juez mexicano envía a prisión a los cuatro policías acusados de asesinar a Victoria Salazar

El Gobierno de El Salvador de nuevo condena este repudiable hecho contra Salazar y sus derechos humanos, tomando en cuenta que ella llevaba tres años en México con una visa humanitaria que le permitía vivir y trabajar de forma legal en el estado de Quintana Roo.

Así, las instituciones salvadoreñas apoyarán en todo lo que se requiera para robustecer las investigaciones y darán acompañamiento permanente a la familia por los daños colaterales que este suceso implica, con la participación el Consejo Nacional de la Niñez y Adolescencia (CONNA) y otras instancias especializadas en estos temas.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba