POLÍTICAPORTADA

Ex alcalde de San Salvador, Ernesto Muyshondt, pagó $120,000 en 25 plazas fantasmas

La gestión de Muyshondt como alcalde concluyó el 30 de abril de 2021, ya que perdió la reelección en las urnas contra Mario Durán, actual alcalde con la bandera de Nuevas Ideas.

Cuando estuvo en manos de Ernesto Muyshondt, exalcalde de ARENA y ahora preso por negociar con las pandillas, la alcaldía de San Salvador tuvo 25 plazas fantasmas en la Dirección Municipal para la Gestión Sustentable de Desechos Sólidos, según revela el examen especial que fue practicado por la Corte de Cuentas de la República a la comuna.

El informe está publicado en el Portal de Transparencia del ente contralor y el período auditado abarca del 1.º de junio de 2019 al 31 de diciembre de 2020.

La gestión de Muyshondt como alcalde concluyó el 30 de abril de 2021, ya que perdió la reelección en las urnas contra Mario Durán, actual alcalde con la bandera de Nuevas Ideas.

El documento consigna que los auditores de la CCR revisaron el acta 42/2019 de la reunión que la Dirección de Desechos Sólidos sostuvo el 3 de septiembre de 2019, y encontró que hubo acuerdo para la contratación de 25 personas en la modalidad de eventuales, que se encargarían del barrido y la limpieza de las calles de septiembre a diciembre de 2019.

LEA TAMBIÉN: Hace un año el presidente Nayib Bukele propuso la ley Bitcoin

Asimismo, la Dirección emitió acuerdo, según el acta 52/2019, para recontratarlos de enero a mayo de 2020.

En ambos períodos, la municipalidad desembolsó $120,456.29 para pagarles los salarios y las prestaciones institucionales a los 25 empleados.

Luego de revisar las actas e iniciar las diligencias, los auditores detectaron que «no se elaboraron los contratos» de las 25 personas, y en la escaza documentación que se encontró en la Dirección de Desechos Sólidos ni siquiera se reflejaba «el nombre de la persona a contratarse».

Es decir, solo hay un registro de los pagos por $120,456.29, pero se desconoce quiénes son las 25 personas contratadas, ya que la alcaldía solo asignó un código a cada empleado. La lista de dichos códigos está plasmada en la página 166 y en el Anexo 2 del documento de la auditoría.

La CCR determinó que, con esta acción, la alcaldía capitalina violó el artículo 18 del Código de Trabajo, que establece que «el contrato individual de trabajo, así como su modificación o prórroga, deberá constar por escrito», porque «el contrato escrito es una garantía en favor del trabajador, y su falta será imputable al patrono».

LPT Redacción

Periódico Digital de El Salvador con información al instante, objetiva y veraz.

Deja una respuesta

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba