HomicidiosPORTADASEGURIDAD

En El Salvador más de 15 mil reos guardan prisión por homicidio

Centros Penales detalla que el homicidio es el delito que más presidiarios hospeda en las cárceles salvadoreñas, seguido de la extorsión con 7,888 condenados, robo 3,751, delitos relativos a las drogas 3,705, agrupaciones ilícitas 4,261 y violación con 2,858.

Un total de 15,715 reos condenados por el delito de homicidio guardaban prisión en diferentes centros penales salvadoreños hasta diciembre de 2020, en comparación con el 2019 hubo incremento con 1,072 privados de libertad por ese mismo ilícito el cual era de 14,643, de acuerdo con las estadísticas de la Dirección General de Centros Penales (DGCP).

Hasta esa fecha, las cárceles del país albergaban a 37,190 reclusos procesados y condenados por diferentes ilícitos a escala nacional.

El informe de la DGCP indica que el homicidio es el delito que más presidiarios hospeda en las cárceles salvadoreñas, seguido de la extorsión con 7,888 condenados, robo 3,751, delitos relativos a las drogas 3,705, agrupaciones ilícitas 4,261 y violación con 2,858.

La mayoría de huéspedes por homicidio son miembros de estructuras criminales que delinquen dentro del territorio nacional, mayoritariamente de la Mara Salvatrucha (MS) y la pandilla 18.

Mayoría de condenados están entre los 26 a 35 años de edad

Los datos de Centros Penales detallan que de los 37,190 privados de libertad en diciembre de 2020; 7, 471 estaban en un rango de edad entre 18 a 25 años, el grueso de la población reclusa se ubica entre los 26 a 35 años [16,090]; de 36 a 45 años registran [8,938], 46 a 55 [3,194]; mientras que de 56 a 65 [1,116], de 66 a 75 [317] y de 76 a 90 eran 64.

Más de 690 privados de libertad tienen estudios universitarios

El reporte da cuenta que la mayoría de presidiarios contaban con educación secundaria [13,520], primaria 13,315, bachillerato 7,055, universitarios 694; estudios técnicos 100 y 2,387 no sabían leer ni escribir.

Los reos, que están siendo procesados o ya fueron condenados, tienen la oportunidad de continuar sus estudios dentro del sistema penitenciario, y es así que muchos han logrado aumentar su nivel académico.

Los internos de los 23 reclusorios de la DGCP tienen dos opciones para continuar educándose o iniciar a aprender a leer y escribir: la primera es la educación formal, impartida por diferentes profesionales de la educación en cada penal y es avalada por el Ministerio de Educación, y, la segunda, la educación informal, la cual es impartida de reo a reo para reforzar su aprendizaje.

También te puede interesar: Comisión Sobresueldos de la Asamblea Legislativa prepara pruebas recopiladas para presentar aviso a FGR

Redacción LPT

El primer Periódico Digital de La Paz con las últimas noticias de El Salvador. Información al instante, objetiva y veraz.
Botón volver arriba