NACIONALESPOLÍTICAPORTADA

El TSE salvaguardó el ordenamiento jurídico al cumplir la resolución de la Sala en materia electoral

Magistrados del organismo colegiado reiteraron que el tribunal constitucional es el máximo intérprete de la Carta Magna. La inscripción de Nayib Bukele como candidato presidencial no tuvo voto en contra. Julio Olivo, del FMLN, se abstuvo de votar.

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) continúa cumpliendo los fallos que emite la Sala de lo Constitucional relacionados con el quehacer electoral del país, reiterando con esto que esa instancia de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) es la máxima intérprete de la Constitución de la República. De esa manera, sigue salvaguardando el ordenamiento jurídico de El Salvador.

Cuatro de los cinco magistrados del TSE avalaron a principios de este mes la inscripción de la candidatura presidencial de Nayib Bukele, pues sostienen, por un lado, que cumplió con los requisitos de ley; y por otro, con ello acataron el fallo 01-2021 de la Sala de lo Constitucional de la CSJ que habilita la reelección inmediata presidencial.

Noel Orellana, magistrado del TSE propuesto por la CSJ; y Guillermo Wellman, propuesto por el partido ARENA, son dos de los cuatro magistrados electorales que avalaron la inscripción de Bukele, candidato del partido Nuevas Ideas, junto con su compañero de fórmula, Félix Ulloa. En entrevistas con «Diario El Salvador» coincidieron en la argumentación sobre la votación a favor de la candidatura cian y señalaron que, como ha ocurrido en el pasado reciente, como organismo colegiado volvieron a acatar y darle cumplimiento a un nuevo fallo de la Sala de lo Constitucional, máximo intérprete de la Carta Magna.

«La Sala de lo Constitucional, como máximo intérprete de la Constitución, habilitó al presidente para participar nuevamente en una contienda electoral, y nosotros estudiamos el fallo […], lo acatamos y lo cumplimos y no hay más que discutir», afirmó Wellman. Reiteró que Bukele cumple, además, los requisitos que exige el Estado de derecho de El Salvador para ser candidato presidencial y competir en 2024.

Orellana, por su parte, recordó que la Sala de lo Constitucional «es un tribunal de cierre», es decir, la última instancia a la que se puede acudir como máximo intérprete de la Constitución de la República.

«Es un tribunal sometido solo a la Constitución y las sentencias de la Sala de lo Constitucional son de estricto cumplimiento […], y sus efectos son generales y obligatorios, es decir, no pueden ser desconocidos ni desobedecidos por ningún funcionario o particular», explicó Orellana.

La inscripción de la candidatura de Nayib Bukele también contó con el voto favorable de la presidenta del TSE, Dora Martínez, propuesta por GANA; y del magistrado Rubén Meléndez, propuesto por la CSJ. El magistrado Julio Olivo, propuesto por el FMLN, se abstuvo.

Según los archivos del organismo colegiado, desde 2015 hasta la fecha ha acatado y cumplido 29 sentencias emitidas por jueces constitucionalistas, aun cuando algunas de estas trastocaron en su momento los considerados artículos pétreos del texto constitucional.

Por ejemplo, las primeras resoluciones en dicho período les quitaron a los partidos políticos el privilegio de ser el único vehículo para que los ciudadanos pudieran optar a cargos de elección popular, tal como lo disponía la Carta Magna.

Con su fallo, la Sala de lo Constitucional dio paso al nacimiento de candidaturas no partidarias para la elección de diputados de la Asamblea Legislativa. Solo un ciudadano ha ganado un escaño en la Asamblea sin ser candidato de partido político alguno en contienda.

Otros fallos en materia electoral que ha acatado son los relacionados con la implementación del voto cruzado para la elección de diputados, el financiamiento de los partidos políticos, el conteo para el voto cruzado en la elección legislativa, la suspensión de toma de posesión de la Asamblea Legislativa 2015-2018, voto pasivo y activo para los salvadoreños en el exterior y la cancelación de los partidos políticos.

El 3 de septiembre de 2021 la Sala de lo Constitucional habilitó, por medio de la sentencia 01-2021, la reelección presidencial inmediata; y el 15 de septiembre del año pasado el presidente Nayib Bukele anunció su interés de competir nuevamente por la primera magistratura en los comicios de 2024.

Los jueces constitucionalistas sostuvieron en su sentencia que siempre existió una interpretación «errónea» sobre el tema del segundo mandato presidencial continuo, el cual está permitido por la Constitución de la República, vigente desde 1983. El fallo únicamente habilitó la búsqueda de la reelección presidencial, pues serán los votantes los que decidirán en las urnas.

El TSE ha recibido una decena de escritos que buscan retirar de la contienda a Nayib Bukele. Siete escritos se presentaron para solicitar al organismo colegiado que no se aceptara la inscripción de Bukele, frente a tres que ahora piden declarar la nulidad de la inscripción del candidato presidencial de Nuevas Ideas. El grupo de siete fue desestimado.

Bukele llegó al TSE la noche del 26 de octubre a presentar la solicitud de inscripción como candidato presidencial. El organismo colegiado —con el voto de cuatro magistrados y la abstención de uno (Julio Olivo, por el FMLN)— avaló el 3 de noviembre a Bukele como candidato presidencial para la elección del 4 de febrero del próximo año.

Seis de las siete fórmulas presidenciales que presentaron igual número de partidos políticos para competir ya fueron inscritas por el Tribunal Electoral; la de PAIS es la única que está pendiente.           

Lea también: El TSE entregará resultados transparentes y expeditos de las elecciones generales 2024

LPT Redacción

Periódico Digital de El Salvador con información al instante, objetiva y veraz.

Deja una respuesta

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba