NACIONALESPOLÍTICAPORTADA

Tres ex magistrados «renunciaron» cuando ya habían sido destituidos por la Asamblea Legislativa

Los parlamentarios decidieron destituir a los ex magistrados debido a resoluciones que a su criterio pusieron el peligro la vida de miles de salvadoreños durante la emergencia por la COVID-19, al haber obviado el Código de Salud y el derecho a la salud consagrado en la Constitución.

Tres de los cinco ex magistrados de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) presentaron sus «renuncias» luego que ya habían sido destituidos con 64 votos por la nueva Asamblea Legislativa el 1° de mayo, una maniobra que les ha generado críticas por quienes los habían salido a «respaldar» sobre todo en redes.  

Los nuevos parlamentarios tomaron la decisión de destituirlos debido a una serie de resoluciones emitidas por los exfuncionarios de la Sala, ya que, a su criterio, pusieron en peligro la vida de la población durante lo más crítico de la pandemia por COVID-19.

Por lo anterior, las «renuncias» fueron anunciadas vía Twitter y el primero fue Aldo Cáder Camilot, quien terminaba su mandato en 2027, en su escrito se desvinculó de responder a intereses de partidos políticos y grupos de poder económico, «mi persona jamás ha estado vinculada ni ha respondido nunca a intereses de ningún partido político ni de ningún poder económico o de cualquier naturaleza», refirió en su escrito.

En menos de seis horas de la «renuncia» de Cáder, Marina de Jesús Marenco de Torrento informó su decisión de carácter «irrevocable» el pasado domingo y aseguró que todas sus resoluciones como juez constitucional fueron emitidas conforme a su criterio jurídico en respecto a la Constitución de la República salvadoreña.

Otro de los exfuncionarios en «renunciar» fue, Carlos Ernesto Sánchez Escobar explicó que su decisión se basaba también en razones de índole familiar.

Te puede interesar: Sindicato de Trabajadores apoyan la destitución de los exmagistrados de la Sala

Botón volver arriba