POLÍTICAPORTADA

Prófugo Funes dice que destituir al presidente Bukele no es golpe de estado y lamenta que diputados se retractaron

El expresidente y prófugo de la justicia, Mauricio Funes, dijo que destituir al presidente Nayib Bukele no es un golpe de estado y lamentó que los diputados de la Asamblea Legislativa (AL) dieran marcha atrás.

Funes dijo que se trata de dos propuestas diferentes: una, invoca el artículo 131 de la Constitución que faculta a la AL para declarar la incapacidad mental del presidente para gobernar, previo dictamen médico; y la otra, dijo Funes, plantea un antejuicio en contra del presidente por graves violaciones a la Constitución.

Te puede interesar: Gerson Martínez y prófugo Mauricio Funes, siguen exigiendo al FMLN, ARENA y PDC destituir al Presidente Bukele

Según explicó, al hacer uso de la Constitución no es sinónimo de intento de golpe de estado. “Si está en la Constitución es porque a iniciativa de uno o más diputados puede proponerse al pleno legislativo para que decida. Tampoco la evaluación médica lleva a la inhabilitación. Eso deberá ser decido por mayoría calificada”, sostuvo.

Mientras que la opción del juicio político, Funes dijo que es viable porque “ocupar militarmente la Asamblea, como ocurrió hace un año, implica una alteración del ordenamiento constitucional y de la paz pública y ambos delitos deben ser sancionados”.

De esta manera, Funes calificó la primera opción como algo que faculta la Constitución y la otra por la ocupación de la AL con militares. “Hay que frenar la escalada autoritaria y militarista de Nayib. La campaña que #AlPresidenteNoSeLeToca es eso: una campaña publicitaria. No tiene nada que ver con la legalidad y menos con la defensa de la institucionalidad democrática. Nayib debe ser frenado e inhabilitado”, aseguró.

Botón volver arriba