INTERNACIONALESPORTADA

Presidente de Burundi muere presuntamente por COVID-19

Las dudas sobre la muerte del presidente han surgido porque los médicos habían mencionado el COVID -19 el día después de su hospitalización.

La repentina muerte del presidente saliente, Pierre Nkurunziza, está suscitando muchas dudas en Burundi sobre las causas reales de la muerte.

El jefe de estado de Burundi falleció el pasado 8 de junio en el hospital del Cincuentenario de Karusi, oficialmente debido a un paro cardíaco.

Abandona la escena antes de entregar el poder, con una ceremonia que se suponía que tendría lugar el 20 de agosto, a su sucesor, el general Évariste Ndayishimiye, elegido el 24 de mayo.

La desaparición repentina de quien gobernó Burundi durante quince años no debería dejar un vacío institucional, pero la duda sigue siendo si en realidad ha sido el COVID -19 el que ha causado la muerte del presidente, cuya difusión en Burundi ha sido minimizada hasta ahora por las autoridades locales, hasta el punto de expulsar la representación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) del país.

Las dudas sobre la muerte del presidente han surgido porque los médicos habían mencionado el COVID -19 el día después de su hospitalización. Además, uno de los pocos respiradores con los que está equipado el hospital de Bujumbura había sido transportado en helicóptero a Karusi el 8 de junio, pero ya era demasiado tarde para salvar la vida del presidente.

Por último, hace unos días, la esposa de Nkurunziza había sido transferida a un centro de salud en Kenia con la sospecha de que había sido contagiada por el coronavirus. Ahora se está recuperando y ha regresado en Burundi.

Las autoridades de Burundi admiten la existencia de 83 casos considerados positivos de coronavirus, incluida una muerte, mientras que los médicos han referido de cientos de «casos ocultos», incluidas varias docenas de muertes.

«Esperamos que esta vez el gobierno haya entendido que la situación es explosiva, que debe salir de la negación y luchar contra esta pandemia con la cabeza alta», dicen los médicos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba