NACIONALESPOLÍTICA

Norman Quijano confiesa que ARENA malversó los $10 millones donados por Taiwán

Los millones de dólares que Taiwán envió para ayudar a los damnificados de los terremotos de 2001 fueron malversados por el partido ARENA y el expresidente Francisco Flores, reveló el diputado Norman Quijano en una entrevista televisiva.

El diputado de la Asamblea Legislativa justificó que los gobiernos de ARENA vendían sus votos en la Organización de las Naciones Unidas (ONU), por lo que recibían los millones de dólares de Taiwán.

Te puede interesar: Salvadoreños califican con 3.6 acciones de diputados en el manejo de la pandemia

Quijano además trató de justificar al expresidente Flores diciendo que también otros mandatarios lo hacían en Centroamérica, como el Alfonso Portillo, de Guatemala. “Era la forma en que se compraban los votos en la ONU”, dijo.

Francisco Flores fue enviado a prisión por la malversación de esos fondos, pero la fiscalía de Douglas Meléndez nunca procedió contra el partido Arena, a pesar de las evidencias e incriminación, omitiendo así la investigación.

Diputados y políticos de Arena también han ocupado la misma estrategia de compra de votos. Videos, audios y testigos vinculan a Norman Quijano y al alcalde Ernesto Muyshondt de entregar miles de dólares a grupos criminales para ganar elecciones, como en la elección presidencial de 2014.

Te puede interesar: Denuncian contratación ilegal de nieto de Sánchez Cerén por cobró de $35 mil en SSF en periodo de Ricardo Perdomo

 “Lo consideré un gran amigo (expresidente Flores). Fue un apoyo importante en mi carrera política y puedo decirlo con toda propiedad que ese dinero ($10MILLONES TAIWÁN) no vino para el Gobierno de El Salvador. Era la forma como Taiwán compraba ese voto allá en la ONU”, aseguró Quijano.

Al respecto, el Presidente Nayib Bukele, dijo: “¡Acaba de aceptar en televisión nacional, que vendieron el voto de El Salvador en la ONU, a cambio de dinero para manos privadas!”.

Para abogados, la confesión de Quijano da paso a que la Fiscalía de Raúl Melara no omita la investigación, como su antecesor.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba