NACIONALESPORTADASALUD

Menor con quemaduras por explosión de cohetería viaja a Texas para recuperación

A las 7:30 de la mañana, el niño, junto a su madre, ingresaron al avión ambulancia que llevará a ambos hasta Estados Unidos.

El niño de 10 años que resultó con quemaduras en la explosión de una cohetería clandestina en el cantón El Ranchador, en Santa Ana, fue trasladado hacia el Shriners Hospitals for Children, en Galveston, Texas, Estados Unidos.

Ayer, durante la tarde, una ambulancia del Sistema de Emergencias Médicas, inició el traslado desde el hospital de niños Benjamín Bloom hasta la pista del Aeropuerto Internacional “Monseñor Óscar Arnulfo Romero y Galdámez”, pero por complicaciones de salud no pudo completar el traslado y regresó a Máxima Urgencia del hospital.

Esta madrugada nuevamente se inició el traslado bajo estricto cuidado en el recorrido desde el centro asistencial hasta el aeropuerto.

Finalmente, a las 7:30 de la mañana, el niño, junto a su madre, ingresaron al avión ambulancia que llevará a ambos hasta Estados Unidos. El avión ambulancia fue contratado directamente por el Despacho de la Primera Dama, Gabriela de Bukele.

El ministro de Salud, Francisco Alabi, fue parte de los médicos que acompañaron al niño en su traslado desde el hospital de niños Benjamín Bloom hasta el Aeropuerto Internacional de El Salvador.

“Desde temprano, todo el equipo del Ministerio de Salud, nos movimos hasta el hospital Bloom para apoyar el traslado de este niño. Podrá recibir la atención adecuada para salir adelante”, mencionó Alabi.

“Sabemos que el personal del hospital Bloom puso todo su esfuerzo para estabilizar al niño, es digno de reconocer”, puntualizó el ministro.

El Gobierno del Presidente Nayib Bukele, de manera articulada, gestionó con la Embajada de Estados Unidos en El Salvador, las visas humanitarias para el niño y su madre.

La fundación Shriners en El Salvador puso a disposición toda la gestión para que el niño fuera atendido en el hospital estadounidense. Dicho centro asistencial es uno de los más equipados en la atención de quemaduras corporales.

En el incidente de la cohetería clandestina, dos menores, una niña de un año y un niño de dos, también resultaron con quemaduras entre el 85 % a 90 %. Ambos casos fallecieron entre la noche del sábado y la madrugada del domingo.

Otras cinco personas resultaron con quemaduras, pero según detalló el ministro Alabi, se encuentran estables.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba