POLÍTICAPORTADA

Magistrados de la CSJ gastaron $17,2 millones en seguros de vida y médicos en tres años

De acuerdo a información de Diario El Salvador, La Corte Suprema de Justicia (CSJ), contrató seguros médicos hospitalarios por $17.2 millones solo para tres años, pero sin garantizar que algunos empleados fueran rechazados en listas de espera de citas en algunos centros médicos entre noviembre y diciembre pasados, debido a que la aseguradora no había recibido los pagos asignados.

Un Informe de Transparencia del Órgano Judicial detalla que la CSJ, pagó en 2018 la cantidad de $5,098,066.00; mientras que para 2019 la cifra fue de $5,526,015.00 en concepto de seguros médicos para los empleados y para el 2020 se invirtió $6,726,057.00.

Te puede interesar: Según encuesta UCA, Mario Durán obtiene amplia ventaja sobre Muyshondt

Asimismo empleados que buscaban ser atendidos no pudieron pasar consultas debido que la CSJ no había efectuado los pagos de una deuda atrasada, de igual forma la Corte confirmó que habían «gestionado en muchas ocasiones -desde el mes de mayo del año 2020- ante la Dirección General de Tesorería del Ministerio de Hacienda el pago de las primas de seguros por un monto de $6,726,057.00 para honrar la obligación adquirida con el proveedor que brinda el servicio de Seguros de Vida y Médico Hospitalario del personal; deuda que no ha sido cubierta en su totalidad, ya que a la fecha existe un saldo pendiente de transferir de parte del Ministerio de Hacienda al proveedor por un monto de $3,850,000.00».

Según empleados de esa institución, la CSJ habría caído en impago desde noviembre de 2020 con la aseguradora Vivir, la cual brinda el servicio a los empleados de la institución para la cobertura de seguro médico hospitalario en establecimientos privados.

Los problemas de cobertura comenzaron hacerse evidentes cuando algunos empleados que requerían del beneficio médico fueron a pasar consulta, pero al retirar medicamentos les informaron que debido a que no se habían efectuado pagos de la Corte Suprema a la aseguradora, los servicios brindados debían ser cancelados en su totalidad por los empleados y no como se había estado efectuando al aportar la empresa aseguradora el 85% de los gastos totales, mientras que los empleados pagan el 15%.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba