POLÍTICAPORTADA

Empleados de la Asamblea buscaron ser diputados bajo la bandera de ARENA

Sin incluir a los diputados de la bancada actual que buscaron la reelección, 19 empleados de la Asamblea Legislativa corrieron por diputaciones bajo la bandera del partido ARENA, según consta en los listados del Tribunal Supremo Electoral (TSE).

Los documentos oficiales dan fe de que la fracción de ARENA tiene 380 trabajadores asignados por la Asamblea Legislativa y, que de estos, 19 optaron por buscar un escaño, ya sea como propietarios o suplentes.

En el listado se encuentran los asistentes de diferentes áreas, incluyendo a un ordenanza; también está Rafael Antonio Lemus, quien percibe un sueldo de $3,500 como asesor.

Lemus, economista de profesión, se lanzó como candidato propietario por San Salvador en los comicios del 28 de febrero y, según circuló la semana pasada, el asesor de ARENA habría pedido plaza institucional para quedarse en la Asamblea con la nueva legislatura.

Te puede interesar: Tahnya Pastor: “Las plazas fantasmas son una defraudación al Estado”

Por San Salvador, también buscó una curul como propietaria Adela Lemus, quien se desempeña como asistente técnico y recibe un salario de $700. No son los únicos por el departamento de San Salvador. Érick Hernández, con función de colaborador administrativo IV y un salario de $2,500, se lanzó como suplente; al igual que Misael Serrano Chávez, analista de fracción, que devenga un sueldo de $1,200.

Además, corrieron por un puesto de suplente los asistentes de fracción Esmeralda Azucena Martínez García y José Pineda; la primera, según el informe, percibe un salario de $1,500; y el segundo, $500. El departamento de Santa Ana también tuvo opciones de elegir candidatos que ya gozan de empleo en el Palacio Legislativo.

En total fueron cuatro aspirantes los que presentaron sus candidaturas por ARENA, dos propietarios y dos suplentes. Norma Aguirre, analista de fracción, con un sueldo de $1,000; y Nery Herrera, colaborador técnico, que percibe $2,000 mensuales. Johanna Elizabeth Ahuath, por su parte, buscó candidatura de suplente; al igual que Claudia Zamora, ambas se desempeñan como asistentes y reciben $1,500 y $500 como empleadas legislativas.

Los otros departamentos en los que empleados de la Asamblea se aventuraron por un escaño en ARENA son Cabañas con tres; La Libertad, dos; y San Miguel, Cuscatlán, Sonsonate y Chalatenango con uno cada uno.

Este tipo de listas ha visto la luz en el mismo revuelo generado por la denuncia de la existencia de plazas fantasma en el interior del seno legislativo, y que ha generado una avalancha de críticas a la Asamblea. Solo estos empleados —al servicio de la fracción de ARENA y que participaron en las elecciones del 28 de febrero pasado— perciben más de $20,000 mensuales en conjunto.

La semana pasada, el Sindicato de Trabajadores de la Asamblea Legislativa (Sitral) denunció la existencia de 1,200 plazas irregulares, lo que motivó incluso a que la Fiscalía General de la República (FGR) interviniera de oficio con un extenso allanamiento en la búsqueda de pruebas.

Botón volver arriba