NACIONALES

Presidente Nayib Bukele: «Espero dejar un camino irreversible para el desarrollo de El Salvador»

La oposición política trata de frenar los cambios y las transformaciones que impulsa el Ejecutivo, mientras que organizaciones y comunidad internacional intentan impedir la toma de decisiones soberanas, consideró el presidente Nayib Bukele en diálogo abierto en Space.

El presidente de la república, Nayib Bukele, manifestó ayer que su deseo como gobernante no solo es lograr el desarrollo pleno de El Salvador, sino también dejar allanado un camino de progreso y prosperidad que sea irreversible para que la oposición política no logre hacer retroceder los avances alcanzados.

«Quiero ver un país desarrollado, y desarrollado de la manera correcta, y que podamos ser un ejemplo para el mundo», expresó el mandatario en el conversatorio que sostuvo ayer por la noche con miles de personas de la región latinoamericana que se conectaron al Space que hizo por medio de la red social X.

Reiteró que la oposición política salvadoreña puede hacer retroceder los avances conquistados por el actual Gobierno si retoma el poder.

El 4 de febrero próximo se celebrarán en El Salvador elecciones presidenciales y legislativas, y los votantes decidirán en las urnas si la oposición política (encabezada por ARENA y el FMLN) retoma el poder o si reeligen a Nayib Bukele.

«Quiero que El Salvador sea un ejemplo para el resto del mundo. Yo lo que espero al final de mi mandato es dejarle un camino irreversible a El Salvador en su desarrollo, y que no pueda existir manera de volver al pasado», reafirmó el gobernante en el conversatorio, en el que los participantes tuvieron la libertad de hacerle preguntas de diversos temas de coyuntura nacional y regional.

Señaló que no ha sido fácil impulsar cambios y transformaciones sociales en El Salvador, sobre todo por la resistencia que ha encontrado a escala nacional con la oposición política, y a escala internacional con los países y las organizaciones que tratan de incidir en la política y las decisiones soberanas.

En ese sentido, precisó que existen organizaciones internacionales que financian a personas y a medios de comunicación para que influyan en el poder político de forma directa o indirecta, para impulsar agendas «nocivas» para países como El Salvador, que busca salir del subdesarrollo.

«Básicamente impulsan una agenda nociva para el mundo. Nuestros países están secuestrados no solo por sus problemas locales, sino también por una élite internacional financiada por personas como George Soros, de la fundación Open Society. Hay más [personas] que impulsan agenda de destrucción civilizacional con el objetivo de hacer dinero, pues toda crisis mundial es un negocio para ellas», afirmó Bukele.

Agregó que dichas organizaciones manejan inmensas cantidades de dinero, así como poder, aunque sus dirigentes nunca han sido elegidos por las poblaciones. «Hay una cohorte de periodistas, abogados que sigue esta agenda. Uno de sus pilares fundamentales son esos medios [de comunicación]», indicó.

Planteó que diversos organismos, como Naciones Unidas, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), entre otros, también se oponen a que naciones pobres desarrollen sus propias agendas, contrario a los objetivos por los que dicen trabajar.

Por ejemplo, una vez que se comenzó a aplicar el régimen de excepción, en marzo de 2022, como medida constitucional que fortaleció la ejecución del Plan Control Territorial comenzaron las críticas de organismos internacionales exigiendo que se dejara de implementar.

Asimismo, al remover a jueces, políticos y modificar leyes con el objetivo de eliminar las condiciones que propiciaban la violencia, potencias internacionales demandaron regresar al «statu quo» anterior, a pesar de que nuestro país fue el más inseguro del mundo.

«Su argumento era la institucionalidad, el Estado de derecho. ¿De cuál Estado de derecho me hablaban? Simplemente protestaron, casi demandaron, nos exigieron que regresáramos a como estaba el país. Gracias a Dios nuestro país es otro, y en gran parte fue gracias a que no hicimos caso de lo que decían este tipo de organismos y la comunidad internacional que nunca han velado por nosotros», afirmó.

De acuerdo con el mandatario, el verdadero objetivo de oponerse a los cambios históricos es que las poblaciones de otros países retomen el ejemplo y desplacen a los políticos de turno, como ocurrió en El Salvador con los partidos tradicionales ARENA y FMLN.

Leer más: El régimen de excepción ha permitido capturar a 75,163 pandilleros y decomisar a estos criminales más de 3,600 armas

Redacción LPT

Periódico Digital de El Salvador con información al instante, objetiva y veraz.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba