NACIONALESPORTADA

El embajador de China y la FAO destacan los beneficios de los CUBOS

Ambos funcionarios mencionaron que los CUBOS se convierten en un centro que conecta y organiza a las comunidades donde se encuentran. Este proyecto ofrece mejores oportunidades para la población que vivió en colonias que sufrieron la violencia de pandillas.

La visión que tuvo el presidente Nayib Bukele al incluir en la fase II del Plan Control Territorial, denominada Oportunidades, la construcción de los Centros Urba­nos de Bienestar y Oportunidades (CUBO) sigue siendo reconocida por los países y organismos internaciona­les, que destacan el impacto positivo que tienen en las comuni­dades que eran asediadas por los grupos terroristas.

El embajador de la República Popular China en El Salvador, Zhang Yanhui, recorrió el CUBO de la colonia IVU. Durante la visita dijo que el espacio permite que las comunidades se organicen mejor.

«Estoy muy contento de ver el trabajo que se hace en este CUBO. Quiero felicitar al presidente [Nayib Bukele] por su gran idea, porque conecta a la comunidad y la organiza para que tengan más eventos culturales y más educación para los niños. Esta es una idea magnífica y está dando muchos frutos, ayudando a las comunidades, ya que ha sido bien acogida», mencionó el embajador asiático.

China ha sido un socio fundamental para El Salvador, puesto que ha apoyado con diversos proyectos, lo que se ha sumado al clima de seguridad que viven los salvadoreños y que permite que los turistas extranjeros y nacionales disfruten de espacios como la nueva Biblioteca Nacional de El Salvador (Binaes).

El embajador también expuso que es importante que las comunidades aprovechen los espacios como los CUBO para recibir capacitaciones y formaciones.

Además del diplomático, la representación de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) también ha resaltado el trabajo que se hace en los CUBO a escala nacional y han contribuido con diversos proyectos enfocados en la agricultura.

El representante de la FAO en El Salvador, Diego Recalde, expresó que estos centros han servido para que las comunidades que durante décadas vivieron en zozobra por la violencia que enfrentaba el país puedan reintegrarse.

«Para nosotros es un privilegio estar en las comunidades y verlas reintegrarse con proyectos productivos, pensando en la seguridad alimentaria, cambiando su vida y volviéndose actores productivos», explicó Recalde.

La FAO trabaja en proyectos que involucran a toda la población, desde la niñez hasta los adultos mayores, donde cada persona puede dar su aporte y contribuir a tener una mejor comunidad. El modelo de los CUBO ha sido expuesto internacionalmente como una apuesta preventiva de la violencia, ya que ofrece espacios que por mucho tiempo las comunidades no tenían.

Delegaciones de países como Chile, Ecuador, República Dominicana, Colombia y recientemente Luxemburgo han recorrido alguno de los 12 CUBO que ya están construidos y han coincidido en que pueden replicarse en sus naciones.

Una de las ventajas de estos es que pueden adaptarse a la realidad y necesidades de cada comunidad, ya que no son modelos estandarizados.

Otro organismo internacional que se ha sumado a la iniciativa es la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), desde donde se ha contribuido con donaciones de mobiliarios, instrumentos y computadoras.

Laura Almirall, representante de Acnur en El Salvador, subrayó que los CUBO se convierten en lugares que ofrecen oportunidades a personas que contemplaban migrar irregularmente a otros países.

«[Los CUBO] ayudan a las personas a restaurar pasados destruidos y construir futuros prometedores. Trabajamos con el Gobierno, las comunidades, el sector privado, las academias, en busca de soluciones para el desplazamiento forzado, y para solucionarlo necesitamos el compromiso de todos. Sabemos que muchas comunidades se han visto en situaciones de exclusión por la violencia de las pandillas, y por eso hemos fortalecido nuestro trabajo en los territorios» dijo Almirall.

Las proyecciones del Gobierno son llevar más centros a comunidades que históricamente sufrieron por las pandillas y brindar oportunidades a los jóvenes.

En este quinquenio se han construido 12 CUBO, cada uno con características particulares, como el de la colonia Zacamil, que cuenta con un «skate park», lo que ayuda a eliminar estigmas en este tipo de artes y deportes.

Lea También: El Salvador suma 20 días con cero homicidios en lo que va de febrero 2024

Redacción LPT

Periódico Digital de El Salvador con información al instante, objetiva y veraz.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba