NACIONALESPOLÍTICAPORTADAZACATECOLUCA

Director departamental de ARENA en La Paz sería una de las 1,200 plazas fantasmas contratadas

Roberto Rubio ha cobrado mensualmente como asistente de fracción de ARENA, $2,300 dólares, sin llegar a la Asamblea Legislativa, recibiendolos del erario público por hacer trabajo político territorial de este partido en La Paz.

Roberto Rubio aprovechó muy bien para su propio beneficio el cargo de director departamental de ARENA, primero llevó a Rosi Romero, quien venía de las filas del PDC y GANA, para impulsarla como diputada, luego en las elecciones del 2018 ubicó a su hermano, Manuel Rubio, como sindico municipal en las elecciones de dicho año y que de nuevo perdió Arturo Araujo. Así, Manuel Rubio quedó como concejal plural por ARENA, ganando $1,400.

También ubicó a su hija, Marcela Rubio, como diputada suplente de Bonner Jimenez, recibiendo salario de la Asamblea Legislativa.

Todos estos ingresos pagados por los impuestos de los salvadoreños, terminan para la familia Rubio el próximo 30 de abril.

«El diputado que pierde en esta Asamblea Legislativa tiene su personal asignado, cada personal de cada diputado que pierde, su personal tiene su contrato», expresó Reynaldo Cardoza, Secretario de la Honorable Junta Directiva de la Asamblea.

Rubio Orantes, seria uno de los «beneficiados» de las más de 1,200 plazas fantasmas que tiene la Asamblea Legislativa, de quienes cobran salario pero no llegan a trabajar.

El partido ARENA, tendría al rededor de 400 plazas, ahí aparece Felix Roberto Rubio, devengando como «Asistente de Fracción» $2,300 dólares mensuales.

Roberto Rubio llegó como director departamental de ARENA desde el año 2012, algunos sostienen que tiene la plaza desde el inicio de la legislatura del 2015.

Botón volver arriba