NACIONALESPOLÍTICAPORTADA

Diputados de ARENA y FMLN se van siendo la legislatura más criticada por gastos, plazas y repartos

La legislatura 2018-2021 es una de las que más credibilidad ha perdido y ha dejado mucho qué desear en el trabajo en favor de la población.

La legislatura 2018-2021 concluye funciones mañana, y los diputados salientes hacen «mea culpa» del trabajo no realizado y las leyes no aprobadas en estos tres años salpicados por los cuestionamientos públicos por los gastos, la elección tardía y reparto de funcionarios de segundo grado y la investigación fiscal abierta por las plazas fantasmas.

En palabras del diputado no partidario, Leonardo Bonilla, la legislatura 2018-2021 «es una de las que más credibilidad ha perdido» y «ha dejado mucho qué desear» en el trabajo en favor de la población.

En relación con el trabajo, en la última plenaria de esta legislatura celebrada el miércoles pasado, los diputados de ARENA, FMLN y PDC que integran la comisión política de la Asamblea aprobaron un dictamen favorable para superar el veto y ratificar la Ley de Reconciliación Nacional.

ADEMÁS: Mario Ponce asegura que los maletines negros no existen y que nunca los ha visto en la Asamblea

Esta fue vetada en febrero del año pasado por el presidente de la República, Nayib Bukele.

Asimismo, el presidente anunció la derogatoria de la nueva ley de amnistía y los diputados no sometieron a votación del pleno el dictamen favorable para revivirla.

Un día después de esa maniobra de los diputados de la comisión política, el analista Ramón Villalta interpretó que la intención de aprobar una nueva amnistía pudo responder «a las peticiones de los grupos financistas de los partidos políticos tradicionales».

Para los diputados Mauricio Vargas, Carlos Ruiz y Mario Ponce, de los partidos ARENA, FMLN y PDC, respectivamente, las deudas de esta legislatura son la no aprobación de la ley del Agua, la reforma al sistema de pensiones y la ley contra el lavado de activos.

Botón volver arriba