OPINIÓNPORTADA

De Bukele a Bukelismo

Por: Carlos López

Comerciante

A partir de algunos nombres inscritos en la historia, se desarrollan movimientos ya sea políticos, filosóficos, religiosos etc. Es el caso de Karl Marx (marxismo), Aristóteles (aristotelismo), Cristo (cristianismo).

¿En qué medida se podría hoy hablar de un fenómeno similar con el presidente de El Salvador, Nayib Bukele?

Veamos algunos elementos que pudieran hacer de Bukele un referente tan importante, al extremo, que su nombre quede inscrito en la historia como el originador de un movimiento relevante, especialmente para países del tercer mundo y los mal llamados países en desarrollo. 

Algunos conceptos que aclarar (citados directamente por Nayib Bukele): Los países de Centroamérica, como también los de Sudamérica, llamados países independientes, lograron la mayoría de ellos, su independencia, hace unos doscientos años (+-). Según Bukele lo que en realidad cambió en esos países, fue una forma de gobierno, por otra. Desde monarquía (sujetos a la gobernación de un monarca) a una república (El cargo de jefe del Estado está en manos de un presidente temporal que se elige por votación, bien a través de unas elecciones, bien por una asamblea de dirigentes), también el paso de una colonia (territorio sujeto a la administración y gobierno de otro país, por lo general una potencia remota, la cual lo ha invadido y ha sometido a sus habitantes por la fuerza) a una república. En ambos casos según Bukele ha sido sólo un cambio semántico, ya que el grueso de la población de dichos países “independientes”, nunca, nunca llegaron a ser independientes. Esa afirmación la avala planteando que desde el momento de la supuesta independencia, los pueblos, en su mayoría, cayeron bajo el dominio de un nuevo poder, la oligarquía (Sistema de gobierno en la que el poder está en manos de unas pocas personas pertenecientes a una clase social privilegiada), que desde los inicios de la vida republicana han tomado el poder del estado, fundamentalmente de los tres poderes (Ejecutivo, legislativo y judicial), esto por medio (fundamentalmente) del poder que les da el dinero, lo que les permite comprar voluntades en todos los ámbitos antes citados. Por lo tanto, este poder es el que le ha permitido mantener un cierto status quo, a través de esos doscientos años (+-) de “independencia”. Bukele, ha logrado,  hasta el día de hoy, quitar (gradualmente) al poder oligárquico del camino y le ha devuelto a la población (mayoritariamente hablando) los poderes del estado, logrando con ello beneficiar a la mayoría de la población, en contraste con la realidad anterior, donde el privilegio lo recibía fundamentalmente la clase oligárquica (ricos haciéndose más ricos), la que se  sustentaba  en la corrupción (funcionarios públicos u otras autoridades  están corrompidos) y la expoliación (Despojando con violencia o con iniquidad). Esto es lo que Bukele denuncia y combate, logrando con esto que la mayoría oprimida lo acompañe y valide su gestión. Este es uno de los principales ejes del gobierno de Nayib,  entregar a la mayoría de la población salvadoreña, lo que nunca ha sido una posesión de ellos, pero que por defecto les pertenece, dígase la de ser ellos los que gobiernen su destino, lo que paradojalmente se llama democracia (Sistema político que defiende la soberanía del pueblo y el derecho del pueblo a elegir y controlar a sus gobernantes). Eso que tanto se ha manoseado (el concepto), según Nayib, nunca ha sido una realidad, ya que siempre ha estado (a veces abiertamente, pero casi siempre desde las sombras), el poder omnímodo de la oligarquía, manejando los hilos, cual titiritero a los gobernantes de turno (pagando muy bien por los servicios prestados). Donde queda demostrada esta verdad que plantea Bukele? Fundamentalmente en la aprobación que le brinda el pueblo a través de las encuestas realizadas para este efecto. Las encuestas atraviesan todo el espectro social (incluso la oposición en sus encuestas le brindan más de un 85% de aprobación, (Prensa gráfica, UCA, CEC, etc). A tres años de su gobernación (también inédito).  El fenómeno se explica fácilmente. Nayib Bukele no está gobernando para privilegiar a los poderes oligárquicos, más bien (esto es histórico), el grueso de sus políticas las crea, las promueve y las implementa para beneficiar a la mayoría del pueblo salvadoreño.

Por lo tanto y dado todo lo anterior Bukele también ha resignificado el tan manoseado concepto “democracia” y le ha devuelto su verdadero significado, ya no como un concepto teórico, etéreo, sino uno empírico, real; El gobierno del pueblo. Esto, es muy relevante, por ser algo difícil de encontrar en la historia reciente de los países.

El tercer elemento y no menos importante es el de desenmascarar el gran engaño histórico: el de la pugna de la derecha y la izquierda. En realidad, las naciones han caído en este juego con gran facilidad sin percibir que siempre, siempre está el poder oscuro de las élites financieras y comerciales gobernando en las sombras, privilegiando sus intereses sobre los de la mayoría. Esto lo ha dejado muy claro Nayib, cuando en conferencia de prensa ha desenmascarado, por ejemplo, a George Soros, financiando movimientos abortistas, LGTB, ambientalistas, feministas, indigenistas, etc. a fin de promover la desestabilización de gobiernos de todos los continentes y de la mano con eso a otros financistas (como Estados Unidos), que hacen lo posible por mostrar a Bukele como lo que no es (dictador, violador de derechos humanos, corrupto, etc.). No se puede negar que estos financistas han logrado sus objetivos, pero con Nayib se le ha hecho cuesta arriba la batalla, ya que este está blindado por el poder legislativo, judicial y fundamentalmente el pueblo salvadoreño.

Nota: la política de mentir, mentir porque siempre algo queda es una de las técnicas más usadas por estos detractores (acuñada por Goebbels, ministro de propaganda de Hitler) 

Obviamente en este punto, cabe destacar los valores cristianos de Bukele, honestidad, bondad, integridad, consistencia, consecuencia, empatía, pero fundamentalmente valentía, además de una inteligencia sobresaliente, lo que le permite adelantarse a las maniobras de sus opositores y salir siempre vencedor. Bukele es un hombre sobresalientemente espiritual. 

Conclusión: con solo estos tres elementos, considerados en las páginas anteriores podríamos conjeturar que del fenómeno Bukele podríamos tener a corto y mediano plazo, el inicio de un novedoso movimiento político llamado desde ahora Bukelismo.

Nota: los tres elementos relevantes y destacados por Nayib Bukele, por si no quedaron claros, son:

-Nunca hubo para los pueblos verdadera independencia (la oligarquía desde el principio de dicha independencia gobernó tras las sombras, en la mayoría de los casos, y abiertamente en los menos.

-El concepto democracia, nunca se ha dado de manera real, es un concepto manoseado, un engaño, uno concepto que siempre está solo en el ámbito teórico, ya que nunca el pueblo ha gobernado verdaderamente.

-Y por último la pseudo pugna, batalla o enfrentamiento entre “la izquierda y la derecha”. Bukele rompe con el bipartidismo enquistado en El Salvador, así como en el grueso de los países centroamericanos y sudamericanos. Este bipartidismo, según Nayib, es una farsa, ya que en ambos casos detrás de la izquierda y la derecha, siempre está el poder en las sombras, la oligarquía promoviendo sus intereses, esquilmando y empobreciendo de paso a los pueblos.

Todo este trabajo realizado por el presidente de El Salvador ha creado una nueva realidad donde los favorecidos son fundamentalmente los más abandonados, los más postergados por la historia política de el salvador.  Con esta nueva visión de la política, Bukele deja un precedente digno de ser imitado, el de llevar beneficios verdaderos a la mayoría de la población, lo que ha quedado demostrado en las políticas implementadas en los ámbitos de la salud, la educación, la seguridad, la infraestructura, las finanzas, la redistribución, etc.

Pregunta: Gracias a esta enriquecedora experiencia en El Salvador, ¿Habrá personas, colectivos y/o países dispuestos a poner en práctica las bases del Bukelismo?   

Lea También: Nayib

LPT Redacción

Periódico Digital de El Salvador con información al instante, objetiva y veraz.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba