ENTREVISTASPORTADA

Conan Castro cuestionó la falta de apertura de los diputados ante la emergencia por COVID-19

Conan Castro, Secretario Jurídico de la Presidencia, explicó que a raíz de que el Decreto 661 estaba fuera de los plazos de ley y que la reapertura económica estaba programada para el 24 de agosto, el Órgano Ejecutivo se reunió con todos los sectores para concientizarlos de apegarse a las fases a pesar de la falta de una regulación jurídica.

“El Decreto 661 hablaba o determinaba varios parámetros. Establecía un decreto de estado de emergencia, pero lo estaba condicionando, no como lo determina la ley ya existente”, dijo Castro durante la entrevista.

Además, el Secretario Jurídico cuestionó que de qué sirve una ley que ya no podía ser efectiva: “La última fase terminaba de reaperturarse el próximo 7 de septiembre. “Ellos no pueden determinarle plazos al Presidente fuera de los que están en la Constitución”; tampoco, que el Presidente Nayib Bukele pueda, o no, vetar un decreto legislativo, agregó.

“¿Qué hizo el Ejecutivo? Se tomó la iniciativa de reunirse con los sectores para mantuvieran la responsabilidad con sus empleados y sus familias”, recalcó Castro. Para el secretario, también, consideró que los diputados de la Asamblea Legislativa realizan un juego político al no aprobar la compensación económica para el sector transporte y seguir sin asignar los fondos para atender la pandemia.

El Secretario Jurídico puntualizó que en el Gobierno del Presidente Nayib Bukele no entregan maletines como en los Gobiernos pasados, sino que todos los acuerdos se realizan mediante el diálogo.

“¿De qué nos sirve tener esta cantidad de dinero, si mientras no sean asignados no podemos usarlos?”, cuestionó Castro sobre los fondos aún no aprobados por la Asamblea.

Son $250 millones del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) que están pendientes de asignación y otros $250 millones que ni siquiera han sido ratificados, dijo.

Por ser un año preelectoral, el secretario jurídico concluyó que los diputados buscan hacer que el Ejecutivo se vea mal y calificó de “ilógico” el reporte solicitado al FBI para dar cuentas de los ventiladores extraviados. “No hemos tenido nada que ver. Allá (en Estados Unidos) serán ellos quienes determinen la situación”. “Es necesario que la población sepa lo que está pasando en la Asamblea para que en las próximas elecciones hayan realmente cambios”, concluyó.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba