POLÍTICAPORTADA

128 días sin homicidios en tres años de Gobierno; el Presidente Bukele ha puesto como prioridad el bienestar de la población

Bukele, quien tomó posesión de su cargo el 1.º de junio de 2019, con su trabajo desde el Ejecutivo está saldando deudas históricas resultado de 20 años de administraciones areneras y 10 de efemelenistas.

Con tres años de gestión como presidente de la república, Nayib Bukele ha marcado un antes y un después en cómo hacer gestión pública cuyo centro sea satisfacer las necesidades de la población en áreas sensibles, como la economía, la salud, la educación, la vivienda y la seguridad pública.

Bukele, quien tomó posesión de su cargo el 1.º de junio de 2019, con su trabajo desde el Ejecutivo está saldando deudas históricas resultado de 20 años de administraciones areneras y 10 de efemelenistas en detrimento de los sectores más vulnerables del país.

La seguridad pública es una área en donde la administración presidencial ha destacado con la implementación del Plan Control Territorial, que le ha permitido recuperar áreas que estuvieron en manos de las pandillas.

También han sido detenidos miles de pandilleros como parte del régimen de excepción, aprobado el 27 de marzo pasado por el congreso y luego prorrogado 30 días, tras un alza de homicidios que fueron cometidos en 12 de los 14 departamentos del país.

El gobernante ha sabido responder con medidas audaces a los desafíos originados por una pandemia a la que más tarde se le sumó una crisis de cadenas de suministro y luego un conflicto entre Ucrania y Rusia alimentado por Estados Unidos y la Organización del Tratado del Atlántico Norte.

El jefe de Estado salvadoreño impulsó una serie de medidas para proteger el bolsillo de los ciudadanos afectados por estos factores externos:

Congeló los precios de los combustibles (gasolinas y diésel) y eliminó el arancel a una veintena de productos de la canasta básica, así como a alimentos para animales.

La fijación de los precios de las gasolinas y del diésel tuvo como antesala la eliminación de dos impuestos (FEFE y Cotrans) y la reducción del IVA, algo nunca hecho a pesar de los problemas financieros que agobiaron el bolsillo de los salvadoreños en el pasado reciente.

A pesar de los problemas de caja fiscal dejados por las administraciones areneras y efemelenistas, Bukele no ha impulsado la aprobación de ninguna nueva carga tributaria ni tampoco ha incrementado las ya existentes.

LEA TAMBIÉN: Mayo cerró con 28,686 pandilleros y colaboradores enviados a prisión por orden de jueces

LPT Redacción

Periódico Digital de El Salvador con información al instante, objetiva y veraz.

Deja una respuesta

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba