OPINIÓN

Profundización y Modernización del Proceso de Integración Centroamericana

Oscar Martínez Peñate

Politólogo y Dr. en Ciencias Sociales

La unión centroamericana significa una profundización de las relaciones políticas y económicas. A su vez, dicho proceso se vuelve imperativo como un mecanismo de defensa para proteger los intereses de todos los Estados centroamericanos; de igual forma, como condición sine qua non para lograr conjuntamente un mejor desarrollo social y un crecimiento económico sostenido de la región. en donde se tomen en cuenta las ventajas absolutas, comparativas y las desigualdades existentes entre los miembros que conforman el Sistema de Integración Centroamericana -SICA-.

En el actual orden internacional liderado principalmente por los Estados Unidos de América y China es más ventajoso tratar diversos temas más allá de lo económico, arancelario o de circulación de mercancías y personas, se pueden abordar diversos tópicos como la geopolítica, geoestrategia o cooperación. Históricamente ha quedado de manifiesto, que cuando Centroamérica se une para defender sus intereses ha tenido éxito. El mejor ejemplo es la Guerra Nacional Centroamericana contra los Filibusteros de William Walker en 1856 que amenazaban la integridad territorial de la región, de igual forma, la solución pacífica negociada de los conflictos políticos-militares de la región en la década de 1980, con los Acuerdos de Esquipulas I y II.

En ese sentido ¿Por qué razón ahora existe la necesidad de profundización y modernización del proceso de integración centroamericana? Y ¿Por qué los Estados se encuentran en sus respectivas situaciones actuales? Existen diversos factores, históricamente la mayoría de los Estados centroamericanos (a excepción de Costa Rica) han sido gobernados por oligarquías que se preocuparon nada más por intereses particulares de elite, principalmente de enriquecimiento y aumento de poder político en detrimento de las poblaciones, haciéndolas vivir en condiciones infrahumanas.

Posteriormente, se dio el paso a las dictaduras militares, donde el objetivo fundamental era mantener el control del Estado en beneficio de la oligarquía y de intereses extranjeros (en el contexto de la Guerra Fría). Finalmente, los gobiernos civiles de los 90s caracterizados principalmente por la corrupción poniendo la institucionalidad estatal al servicio de intereses particulares.

Para que se dé la profundización de la Integración Centroamericana se necesita principalmente voluntad política de los jefes de Estado, asimismo, deben compartir valores democráticos, y deben velar por el bienestar de su propia población. No deben primar los intereses de elites económicas ni de Estados extranjeros, es decir, la integración no puede ir más allá con Estados que sean gobernados por dictadores o corruptos, o por poderes fácticos nacionales o fuerzas oscuras internacionales que se opongan a dicho proceso; porque la unión centroamericana será la máxima expresión democrática de soberanía y autodeterminación.

Redacción LPT

Periódico Digital de El Salvador con información al instante, objetiva y veraz.

Deja una respuesta

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba