NACIONALESPOLÍTICAPORTADA

Gobiernos de ARENA y FMLN no pagaron $1,500 millones en intereses de los CIP

Según el Ministerio de Trabajo, las administraciones anteriores, además de pagar bajos intereses por los Certificados de Inversión Previsional (CIP), dejaron de cancelar sus obligaciones con el fondo de cotizantes.

La reforma del sistema de pensiones que aprobó el pasado martes la Asamblea Legislativa contempla, en palabras del ministro de Hacienda, Alejandro Zelaya, una «revisión profunda del sistema previsional», en miras de mejorar la rentabilidad. 

En ese sentido, la nueva ley incluye un aumento de 1 % en la tasa de cotización que paga el empleador, la reducción en un 0.9 % de la comisión que reciben las administradoras del fondo de pensiones (AFP) y una tasa de interés fija del 7 % para el pago de los Certificados de Inversión Previsional (CIP), ahora denominados Certificados de Obligación Previsional (COP) en la legislación avalada por el pleno. 

Con esto último, el ministro de Trabajo, Rolando Castro, señaló que en administraciones anteriores la tasa de interés que se pagaba por los instrumentos de deuda o inversión CIP, emitidos por el ahora disuelto Fideicomiso de Obligaciones Previsionales (FOP), y que las AFP estaban obligadas a comprar, con el dinero de los cotizantes, era de 1. 3 %, un porcentaje muy por debajo de los precios de mercado. 

«Mientras que al Fondo Monetario Internacional (FMI) y a otros multilaterales se les pagaba el 7 % de interés, por los CIP se pagaba un 1.3 % de interés con los gobiernos anteriores», apuntó Castro. 

El funcionario indicó que, además de mantener bajos intereses por los certificados, las administraciones de Antonio Saca, Mauricio Funes y Sánchez Cerén no cumplieron por mucho tiempo las responsabilidades que tenían con el fondo y dejaron de cancelar las tasas definidas.

LEA TAMBIÉN: Ejecutan jornadas médicas en comunidades más alejadas de los servicios de salud

PRIMERA PUBLICACIÓN

Redacción LPT

Periódico Digital de El Salvador con información al instante, objetiva y veraz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba